Relato de una mujer en Facebook

Mis estimados y ficticios lectores, sé bien que extrañaron mi ausencia, pero es que me fui a un pequeño retiro espiritual al Tíbet a meditar sobre lo mal que está nuestro mundo… Nah! No es cierto, sencillamente me quedé sin laptop y sin ideas pero ya vengo de nuevo al ataque.

Ya anteriormente hemos comentado hasta que punto es chismoso Facebook, pero hoy quiero compartirles un mail que me mandó una amiga que me pidió no revelar su identidad y en el cual nos describe un poco de cómo es esta adicción a estar al pendiente de los demás, pero ella reconoce que no es stalker, le apareció en el inicio:

“Es como una adicción, nada más me prendo la computadora, abro el Chrome y la primer tecla que presiono es F, y de ahí hasta que la apago, todo mi día gira en torno a esa página, que si las fotos de las vacaciones, las cargas móviles de no se quien, las publicaciones del otro, los comentarios románticos de quien sabe quién, los cambios de situación sentimental, en fin, todo fluyendo para mi durante todo el día.
 
Antes me tomaba la molestia, si quiera, de entrar al perfil de quien quería ver, pero ahora no, no es necesario, no los stalkeo, me aparecen las cosas en inicio. Ahora si conviven en paz mis ex, todos juntos, es más, hasta parece que Facebook sabe que onda y me pone todas sus fotos juntas en la ventana del chat, e incluso, cuando entro a curiosear sus perfiles, me recuerda que es malo andar en esos lados, porque en las sugerencias de amistad me aparecen las ahora novias, y entonces me salgo y regreso al inicio, a ver a mis primas que nunca veo porque están de mojadas o las fotos de los “forever alone” y el “uy uy” que salen con cada cosa… y luego recuerdo que tengo tarea, y la acabo en el doble o triple de tiempo que normalmente me costaría, porque escribo dos o tres palabras, y actualizo el inicio, y veo fotos, videos, textos, chismes, eso es, chismes, ahí está la clave de todo.
 
También me doy cuenta de qué hora es, porque los comentarios van cambiando de género según la hora del día, primero sobre Poncho Denigris y su Pura Gente Bien, luego sobre la Rosa de Guadalupe, luego sobre Acábatelo y después sobre las novelas… cuando me doy cuenta que los comentarios ahora son sobre Chavanna, me doy cuenta que ya es hora de dormir y me despido de mi amigo Facebook con la firme convicción de estar mañana junto a él. A ver que me topo mañana en el inicio.”

Ella ya reconoció que tiene una adicción con Facebook, si tú al momento de lerlo dijiste “ah yo también lo hago” en por lo menos 5 veces, aguas, porque de seguro tu también eres Faceadicto. Puedes mandarme tus comentarios, si son algo así como lo que hoy publiqué a fernando.ortizz.g@gmail.com. Comparte el enlace, dale me gusta, +1, twittealo, etc. Agur!

¡Anímate y deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s