Curiosidades de los informes de Gobierno en México

El 1 de septiembre es el día oficial para rendir el informe de Gobierno por los presidentes en México. Este hecho se marca como obligatorio desde la Constitución de 1824 en donde se establece el presentar un informe de actividades por escrito ante el congreso al inicio de cada periodo ordinario de sesiones, por entonces el 1 de enero.

Con la promulgación de las siguientes constituciones, como la de 1854 y 1917, la obligación del informe presidencial se mantuvo pero los días fueron cambiando. De hecho fue Venustiano Carranza el primer presidente en rendir su informe el 1 de septiembre.

En 1936 Lázaro Cárdenas hizo masivos los informes de gobierno al transmitir su discurso completo por radio y para 1950, en su cuarto informe, Miguel Alemán se convirtió en el primer presidente en televisar un informe de gobierno.

A partir de entonces (y con el oficialismo del PRIATO) se consolidó “el día del presidente” pues la televisión generó una cobertura mediática que rodeaba al presidente durante todo el día, incluyendo sus traslados, el informe y la ceremonia del “besa manos” en la que todo el gabinete, la plana mayor del partido, diputados, senadores, líderes obreros y campesinos, acudían a reafirmar su respaldo al Presidente en una ceremonia televisada.

Entre los momentos más interesantes en la historia de los informes, está el de 1969 cuando Díaz Ordaz acepta su culpabilidad histórica por los hechos de 1968, o el de 1982 cuando Lopez Portillo lloró y nacionalizó de un golpe la banca, o los informes que rindió Salinas cuando la oposición comenzó a increpar al Presidente interrumpiendo su discurso.

Vicente Fox, en 2006, fue el último presidente en acudir al Congreso a presentar el informe pero los perredistas que no aceptaban el triunfo de Felipe Calderón en las elecciones de tres meses antes, bloquearon el acceso impidiéndole entrar a San Lázaro.

Tras la situación de 2006 se reformó la constitución para que el Presidente envíe por escrito el informe, por lo que actualmente no hay alguna obligación para que el presidente acuda presencialmente al Congreso.

Por cierto… el informe más largo lo dio Abelardo L. Rodríguez durando 7 horas y 37 minutos.

¡Anímate y deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: